viernes, 22 de enero de 2016

Un poco de atención para Spotlight

     Ayer me estuve poniendo al día en las películas nominadas a los Oscar 2016 que se llevarán a cabo este 28 de febrero y como todo el mundo (o casi todos) pusieron su atención en The revenant y yo voy contra la masa, fijé mi atención en las nominadas a mejor película y las menos mencionadas en redes sociales, entre ellas "Spotlight" dirigida por Thomas McCarthy.

Extraído de amattforallseasons.com

     Los primeros 20 minutos son muuuuy lentos llega a dar sueño  ok sí, mucho sueño, sobre todo si la ves pasado la 1 de la mañana. Luego se empieza a poner interesante el tema "abusos sexuales a niños por parte de sacerdotes".
     Primero la profundidad de la historia en general es bastante llamativa y propone algo diferente en el rubro del cine, habla del caso real (2002) en la sección periodística Spotlight del periódico Boston globe, donde pone en la palestra casos de pedofilia dentro de la aún intocable iglesia.
     Pero mi objetivo no es enfocarme en la historia, sino en cómo contaron la historia, para mí fue una peli bien lenta al principio, pero de esas que por muy fome que se ponga tiene algo que no puedes dejar de ver hasta que termine, su música es horrible OJO para el año en el que estamos sí, es bien aburrida.  Pero situémonos en el año 2002, trataron de desarrollar la trama en ésta época y quizás se fueron al chancho, ya que la música parecía de película ochentera y el vestuario que usaban los actores tb, épocas entre los 80' y 90'
 pero 2002???? esto me perturbó durante toda la película, sentí que estaba viendo una película del TCM .

     Las actuaciones fueron geniales,  el mejor fue Liev Schreiber en su rol de nuevo editor del Boston globe un personaje que lo que más me llamó la atención fue su particular forma de convencer al resto sobre lo que quiere hacer, Mark Ruffalo  en su papel de escritor  y reportero se luce interpretando a uno de los personajes más jugados y comprometidos con este caso, en una de las escenas casi finales en donde tiene una discusión con el personaje interpretado por Michael Keaton, me transmitió el como le puede afectar a un periodista cuando se mete con pesos pesados que han hecho daño a personas indefensas y quiere sacar a la luz más que para impactar dentro del rubro periodístico, para hacer justicia, justicia que muchas veces se ve manoseada por los de arriba. Sin duda Mike Rezendes es el más humano del grupo y el personaje que postula a Ruffalo a la nominación de mejor actor de reparto en los premios Oscar.
Michael Keaton a pesar de que lo odio desde su actuación en la tan sobrevalorada Birdman, en este papel estuvo parejo al igual que Rachel McAdams.

Lo mejor fue la escena en que Rezendes sale al final de una iglesia mirando con cierto dolor y empatía a los NIÑOS del coro cantando villancicos en la IGLESIA, el director ahí dio en el clavo sutilmente, niños del coro/iglesia/pedofilia.

En esta película queda más que claro que el gran protagonista es la historia, no los actores, ni sus personajes ellos son solo un puente para sacar a la luz esta noticia que haría explosión dentro del mundo eclesiástico y en todo el mundo en general.

Mención especial para el gran Stanley Tucci quien interpreta al abogado de las víctimas de abusos ocurridos en los años 1984 - 2002.
extraído de metro.us
Ojalá que el papa Fco vea esta película, tal vez la encuentre buena.